Hoy me lo tomo aquí.

Café italiano a la temperatura perfecta, con ese cálido aroma que embriaga a primeras horas de la mañana. Sentado en la mesa que hay pegada a la ventana veo la gente pasar, hoy hace frío, y tras los cristales vagamente empañados por mis suspiros noto que todos tienen prisa. Doy otro sorbo a la taza de café y paladeo el sabor amargo del grano bien molido mientras ojeo el periódico.

¿Cuántas noticias caben en un periódico?

Seguro que menos de las que suceden en un día, pero paso a la siguiente página y doy otro sorbo más esperando encontrar algo interesante. Una vez me vi a mi mismo en la fotografía de una noticia, pura casualidad, una cara anónima entre el público en un acto cualquiera de cualquier ciudad. Fue curioso, fui noticia. Hoy no salgo en ninguna página, al menos no en este periódico, aunque quien sabe si en algún lugar estaré mirando a algún desconocido que se está tomando un cafe caliente, a la temperatura perfecta, mientras mira a través de la ventana cómo se mueve el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s