Tras una semanita un tanto estresante, un poquito de humor para empezar bien el finde.

 

*****

 

Van dos amigos en coche por la carretera y se encuentran con un motorista inconsciente tirado en la cuneta. Uno de ellos se pone un poco nervioso…

 

– ¡Joder! no llevamos móvil para avisar a una ambulancia ni nada, ¿qué hacemos?

 

El otro le toma el pulso al motorista y comprueba que está vivo, así que le dice a su amigo:

 

– “Mira, voy a buscar ayuda y tú te quedas con él. No se te ocurra quitarle el casco, ni girarle la cabeza; mantenlo el posición de cúbito supino, pero si vomita, lo pones de cúbito lateral para que no se asfixie; si no, no lo muevas por si se ha dado dañado la espalda. Si empieza a tener convulsiones, te quitas el cinturón y se lo pones entre los dientes, sujetando la lengua en su sitio para que no se la trague. Eso sí, si ves que deja de respirar, entonces le subes la visera del casco y le haces la reanimación cardiorrespiratoria. Y si se despierta le dices que se esté quieto, que ya llega la ambulancia. Pero si no pasa nada de lo que te he dicho, no le muevas y sobre todo no le quites el casco, ¿eh?
ánimo, queenseguida vuelvo”.

 

Se va y cuando vuelve a la media hora, se encuentra al amigo dándole por culo al motorista.

– ¿Pero, Paco, qué coño estas haciendo?

– ¡Que me he liado, macho, que me he liado!

 

*****

 

 Dos cazadores están en el bosque cuando uno de ellos de repente cae al suelo. No parece que respire y tiene los ojos vidriosos, de modo que su amigo coge el teléfono móvil y llama al servicio de emergencias:

 

– «Oiga, mi amigo está muerto. ¿Qué hago? ¿Qué hago?»

– «Cálmese, tranquilo, ¡estamos aquí para ayudarle! Vamos a ver… Lo primero que tiene que hacer es asegurarse de que su amigo está realmente muerto…

 

Entonces se hace una pausa y a continuación se oye un disparo.

El cazador vuelve a coger el teléfono y dice:

 

– «De acuerdo, y ahora, ¿qué hago?»

 

*****

 

– Mamá mamá, en el cole me llaman friki.
– Hijo, ¿y qué haces cuando te lo dicen?.
– Me resto dos puntos de carisma

 

*****

 

Un cliente pregunta al camarero del restaurante

– ¿Por favor, tienen tabasco?

– Si señor, en la másquina.

 

*****

 

El Sr. Smith fue a la consulta del doctor a recoger los resultados de los análisis de su mujer y la recepcionista le dice:

– Lo siento muchísimo, Sr. Smith, pero hemos cometido un lamentable error y tenemos un grave problema. Cuando enviamos las muestras de su mujer al laboratorio para proceder a los análisis, se enviaron junto a las muestras de otra Sra. Smith, de tal manera que ahora no estamos seguros de cuáles son los resultados de su mujer. Estamos desolados…

-¿Pero qué quiere usted decirme?

– Bien, escuche. Una Sra. Smith dio positivo en el test de Alzheimer y la otra Sra. Smith dio positivo en el test de SIDA, pero no sabemos cuál de ellas es su mujer.

– ¡¡¡Es terrible!!! ¿Y qué se supone que tengo que hacer yo ahora?

– Abandone a su mujer en medio de la ciudad y si ella consigue llegar a casa… No se la folle.

 

*****

 

 

– Tengo 14 hermanos

– Joder, criar a 14 niños… ¡a tu madre la tendréis en un pedestal!

– No, en un pedestal no, encima del armario, porque como baje se la folla mi padre.

 

*****

 

Y por último, el mejor chiste de rubias de la historia. 🙂

 

 

 

 

 

Anuncios