Las obras de SpY quieren ser un paréntesis en la inercia autómata del urbanita. Son pellizcos de intención que se esconden en una esquina para quien se quiera dejar sorprender. Cargados a partes iguales de ironía y un humor positivo, aparecen para contagiar una sonrisa, incitar una reflexión, favorecer una conciencia un poco más despierta.

SpY

 

Arte o vandalismo, expresión o impresión, social o antisocial… cabe cualquier dicotomía. Lo que es innegable es que este señor tiene mucha imaginación, es creativo hasta decir basta y tiene mucho tiempo libre. Comparado por algunos medios con el famoso Bansky a pesar de que al parecer no le haga mucha gracia, este madrileño nos muestra sus “creaciones” en la calle porque según él “en una galería perderían el sentido”. Amparado por la oscuridad de la noche en la capital recorre las calles analizando cada rincón, buscando el mejor lienzo para “eso” que nos quiere decir con pintura, acero, luces, o cualquier objeto que se le ocurra. Admirado por unos y perseguido por otros SpY nos deja cuanto menos sorprendidos con sus obras.

 

Aquí os dejo algunas, en su web tenéis el resto.

Visto en | SpY

Entrevista a SpY| El País

Anuncios